Testimonio Julie

“Hola a todos! Tuve la oportunidad y la suerte de ser voluntaria en Avellaneda, Argentina, durante 4 meses en (el) 2013. Trabajé con los educadores de la Casa de los Niños (de la Fundación Pelota de Trapo), un establecimiento dedicado a niños de 3 a 13 años. Este lugar les permite crecer en medio de un entorno estable, donde pueden desayunar, almorzar, merendar, hacer actividades físicas e artísticas, y sobre todo, estar rodeados por la ternura de los educadores que les cuidan e acompañan durante este periodo determinante de su vida.

Fue un honor estar involucrada en esta organización social. Para mi ser voluntaria, es tratar de adaptarse a un nuevo entorno, para sacar lo mejor de una nueva experiencia. Saber aprender de todo lo que vemos y vivimos, sin tener ningún prejuicio.

Involucrarse al proyecto de una organización social pide un verdadero compromiso. No se trata de dedicar unas horas cada semana sino comprometerse totalmente, para la causa de un proyecto que puede mejorar las condiciones de vida de varios hombres, mujeres y niños. Por eso, pienso que cada voluntario debería quedarse varios meses y no solamente unas semanas, para poder desarrollar un verdadero vinculo con las personas que va a encontrar en su camino. Para mí, ser voluntario, no es otra forma de turismo sino la oportunidad de compartir valores, sonrisas, y ternura, a través de un intercambio cultural para tratar de luchar contra injusticias.

Fue una experiencia increíble, que me marcó muchísimo. La recomiendo a todos los jóvenes que quieren compartir su ternura.”

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web